martes, 29 de julio de 2014

El "Angel de Budapest" ya tiene una calle en Madrid



El Pleno municipal aprobó en octubre de 2012 por unanimidad de todos los grupos políticos el recuerdo del 'ángel de Budapest' en el callejero madrileño.

Ángel Sanz-Briz fue un diplomático español que durante la Segunda Guerra Mundial, actuando por cuenta propia según algunos autores, contribuyó a salvar la vida de unos cinco mil judíos húngaros durante el Holocausto, proporcionando pasaportes españoles, en un principio a judíos que alegaban origen sefardí en virtud de un antiguo Real Decreto de 1924 del directorio militar de Primo de Rivera, y posteriormente a cualquier judío perseguido.

lunes, 28 de julio de 2014

Los aviones y barcos rosas de la Segunda Guerra Mundial

Hoy hemos encontrado esta curiosa historia en el blog (muy recomendable) La Aldea Irreductible.




El Supermarine Spitfire, el avión que frenó a los alemanes en la Batalla de Inglaterra, representa el icono de la lucha inglesa contra los nazis. Tras la Batalla de Inglaterra los Spitfire también combatieron el norte de África, haciendo retroceder a las fuerzas de Rommel después de la batalla de El Alamein. Más tarde participaron en la campaña de Normandía, sometiendo a la Luftwaffe en 1944 y 1945. Los Spitfire sirvieron incluso en Rusia y, finalmente, también estuvieron presentes en el Frente del Pacífico.

El Spitfire fue “vestido” con distintos patrones y colores de camuflaje: curvas verdes sobre ocre terroso (excelente para mimetizar el avión sobre los verdes suelos de Inglaterra), verde musgo sobre gris océano, colores arenosos para el desierto, y hasta algunos fueron pintados de negro para el patrullaje nocturno.

martes, 22 de julio de 2014

Se hace un «selfie» en Auschwitz e indigna a los usuarios de Twitter

He aquí un hecho que ha desatado una tremenda polémica en las redes sociales y que me gustaría traer a debate entre todos los lectores de 2GM Blog.

Os dejo la noticia y, al final de la misma, un par de interesantes preguntas.


La moda de los «selfies» no parece tener límite y, en muchos casos, estas instantáneas provocan cierto malestar por las situaciones en las que son tomadas. Es el caso de la norteamericana Breanna Mitchell, que durante su visita el pasado mes de junio al campo de concentración de Auschwitz no dudó en hacerse una fotografía sonriendo y publicándola además con una carita feliz en su cuenta de Twitter. Unos días después, le llovieron las críticas por su «falta de respeto» hacia el más de millón de personas que murieron allí durante el Holocausto.