jueves, 12 de mayo de 2016

"La loca, loca, locha historia del mundo según el cine"

A tenor del éxito que nuestra última recomendación, "1944. Una guerra de cine" ha tenido entre nuestros lectores, la editorial T&B Editores nos ha hecho llegar información de un nuevo lanzamiento editorial inminente que, si bien no gira directamente sobre la Segunda Guerra Mundial, sí nos ofrece algunas pinceladas interesantes sobre algunas películas importantes que todos conocemos.



En "La loca, loca, loca historia del mundo, según el cine", de Alex Von Tunzelman, hace un sarcástico repaso, a través de las películas más icónicas y famosas de la historia del cine, del devenir de la humanidad, desde el mundo antiguo hasta nuestros días... o quizás más allá, don de se incluye un extenso capítulo que abarca el periodo de las dos grandes guerras y que, con permiso de la editorial, nos presenta así:

La Primera Guerra Mundial (1914-1918) fue un conflicto distinto a cualquiera de los anteriores. Tantos países, tanta tecnología militar nueva, tantos muertos. Y después, con el mapa del mundo rehecho por completo, se desencadenaron una serie de repercusiones económicas, sociales, políticas, culturales y militares que definirían el siglo XX. Hay demasiadas películas fascinantes sobre la Primera Guerra Mundial como para hacer aquí una lista. Una pocas recomendaciones: Los cuatro jinetes del Apocalipsis (1921), el apasionante superéxito del cine mudo que lanzó al estrellato a Ro dolfo Valentino y que, en el período inmediatamente posterior a la contienda, re vela una actitud compleja y equívoca hacia el asunto del heroísmo en tiempos de gue rra; Sin novedad en el frente (1930), adaptación estadounidense de una novela germana sobre la guerra de trincheras; de contenido similar, también el filme alemán Cuatro de infantería (1930) –conocido en inglés como Westfront 1918–, di rigido por G.W. Pabst; y ¡Armas al hombro! (1918), película de Charlie Chaplin so bre la guerra en Francia que recoge el humor militar de la época.

Del mismo modo que en el caso de la Primera Guerra Mundial, los historiadores tienen donde elegir en la voluminosa filmografía sobre la Segunda Guerra Mundial. Hay reconstrucciones de infarto de experiencias bélicas, tales como Salvar al soldado Ryan (1998), El puente sobre el río Kwai (1957) o El submarino (1981). Hay películas de acción, como La gran evasión (1963). Hay ingeniosas reflexiones sobre el amor y la guerra como Casa blanca (1942) o A vida o muerte (1946). Hay profundas incursiones en el coste humanos de la contienda, como La tumba de las luciérnagas (1988). Hay brillantes comedias, como El gran dictador (1940), Ser o no ser (1942) y Los productores (1967). También hay un montón de películas sobre la Segunda Guerra Mundial que son sentimentaloides, vacuas, descuidadas o simplemente erróneas.


Yo he tenido la oportunidad de leer ya el libro, y os aseguro que es mucho más didáctico y sobre todo divertido de lo que os podéis imaginar.

Si todo va bien, en no mucho tiempo espero poder anunciaros "novedades" de las que tanto os gustan con respecto a este libro, pero, mientras, permaneced atentos a la salida de "La loca, loca, loca historia del mundo según el cine" porque no os vais a arrepentir.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada