miércoles, 2 de febrero de 2011

Absalon edita 'El exilio de Hitler', el cual "podría haber huido a Argentina en lugar de morir en el búnker de Berlín"

El sello gaditano Absalon Ediciones ha publicado el libro 'El exilio de Hitler', del periodista bonaerense Abel Basti, obra en la que su autor revela que el dictador alemán podría no haber muerto junto a su amante Eva Braun en el búnker de Berlín, sino haber huido a Argentina haciendo parada en su exilio en Barcelona y en Vigo, adonde embarcó en submarino que le llevó hacia la Patagonia.

A través de un comunicado, Absalon ha anunciado que Basti pone al descubierto en su obra un documento secreto alemán donde Hitler aparece como uno de los pasajeros evacuados en un avión de Austria a la ciudad condal el 26 de abril de 1945.

Asimismo, el periodista argentino pone de relieve la "falsa versión del Tercer Reich de que el dictador se suicidó junto a Braun el 30 de abril de 1945 en un búnker construido en el edificio de la Cancillería en Berlín" y puntualiza que esta historia fue "solo un salvoconducto para que Adolf Hitler pudiese huir hacia Argentina, donde ya se habían exiliado muchos nazis que los consideraban pieza clave para la lucha contra el comunismo en la posguerra".

De esta forma, la obra señala que el gran secreto de la huida del dictador fue la llegada de "un doble de Hitler" al búnker el 22 de abril de 1945. Ese día, el verdadero dictador, según plantea Basti, "voló hacia el aeropuerto austriaco de Hörsching con ocho personas, entre ellas, Eva Braun", si bien esta versión "coincide con la que ofreció a la CIA Heinrich Müller, jefe de la Gestapo".

De igual modo, el argentino sostiene que el avión aterrizó en Barcelona y después Hitler viajó a Cantabria, donde mantuvo una reunión con sus hombres de confianza. Además, un documento de los servicios secretos británicos revela que "un convoy de submarinos nazis partió días más tarde desde España y, tras una escala técnica en las Islas Canarias, continuó su periplo hasta el sur argentino".

Al parecer, en uno de estos submarinos viajaba Adolf Hitler junto a Eva Braun, los cuales gozaron del amparo del presidente de facto de Argentina, Edelmiro Farrell, y de su ministro de Guerra, Juan Domingo Perón.

4 comentarios :

  1. Siempre hay alguien que busca tres pies al gato y que juega con "la historia que pudo ser y que no fue". Eso vende. En mi última entrada del blog, dedicada al último zar ruso, por ejemplo, pongo un enlace sobre los que dicen que la zarina y sus hijas e hijo se salvaron de morir fusiladas en la casa donde los tenían recluidos tras la revolución. Ya digo que eso vende y tiene seguidores. Más bien creyentes incondicionales. Hay gente que necesita creer esa versión.
    un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Coincido con Cayetano, soy argentino y mil veces escuché este cuento antes de que lo publicaran oficialmente. Si bien es verdad, que muchos oficiales nazis escaparon hacia la patagonia (al día de hoy hay casos abiertos de extradición aún)creo que en esta ocación en particular no es mas que sensacionalizmo.
    Un abrazo muy interesante el blog lo leo siempre.

    ResponderEliminar
  3. La verdad, no me creo nada esta tontería.

    ResponderEliminar
  4. Bueno.....el tema no es creer o no...sino si es cierto.-
    Normalmente la mayoria de los escritores toman como ciertos algunos informes lamentables de inteligencia (tachados, con mentiras, etc), dando entonces rienda suelta arepetir lo que les indican esos informes.-
    El hecho es que Hitler llegó acá en un avion de 6 motores, con una ruta intermedia que he podido descubrir y con destino final en cercanías de Caleta de los Loros (donde hay esqueletos de sub alemanes).
    De alli por via aerea a Bariloche en uno de los dos hidroaviones Dornier disponibles.-
    De la ruta, tenemos el manifiesto de tripulación, el piloto, las escalas y las horas que demoraron.-
    Ese mismo tipo de avion trajo (piloteado por otro), a Die Glocke, la cual misteriosamente desapareció hacia la Provincia de Córdoba.-
    Los subs se usaron para otra cosa, y no menos de 13 operaron en la Argentina, muchos de ellos en forma habitual (ver relato del Capitan Atilio Porretti).-
    Aparte...para opinar hay que tener en mano información referente a la impresionante cantidad de dinero y bienes que llegó a Argentina....para hacer que cosa?
    Obviamente para seguir manteniendo una estructura, con su lider cerca y el ideólogo (Bormann) yendo y viniendo desde Boliva y Paraguay.-
    Solo hay que investigar de forma diferente a la convencional (que es buena pero hay otras).-
    Saludos a todos
    Jorge A. Otero
    jaotero180@yahoo.com.ar

    ResponderEliminar